02 Jul 2021

Para Audi siempre ha sido un pilar fundamental la experiencia acústica en el coche, hace unos años hablábamos en este post de la evolución musical en sus vehículos desde que en 2016 hubiese llegado el sonido 3D al Q7.

Con la llegada de los motores eléctricos, llegan nuevos retos para los expertos ya que lo que antes podía pasar desapercibido, puede ahora ser especialmente molesto. Hablamos por ejemplo de la aeroacústica (ruido provocado por el aire al fluir por la carrocería) o el ruido de rodadura de los neumáticos. Audi ha trabajado en aislar las zonas del chasis del e-tron e incluso en su interior han reforzado la moqueta con espuma y el parabrisas incluye de serie doble acristalamiento.

Para garantizar una armonía acústica, el equipo de expertos denominado “Rustle and Rattle” rastrean y corrigen los ruidos no deseados tanto en carretera como sobre plataformas vibratorias.

 

Otro hito en el camino hacia el futuro

“Nuestro objetivo es que la música suene mejor en un Audi que en casa”  Tobias Gründl

Para conseguir el sonido 3D, Audi ofrece los ya conocidos sistemas de sonido Bang & Olufsen, que reflejan la dimensión espacial de la altura y se ajustan perfectamente a las exigencias de los modelos de la clase media y de gran tamaño. Para el Q4 e-tron han elegido a un nuevo socio, Sonos, que ofrece un sonido con muchos graves, un sonido auténtico y enérgico que encaja perfectamente con la filosofía en sonido de la marca.

Ahora, los especialistas en sonido de Audi están en el laboratorio de sonido centrados en la experiencia sonora integral del mañana, lo que llamamos sonido inmersivo 3D.

El sonido inmersivo 3D está orientado a los objetos. En un proceso así, los sonidos de los archivos de audio ya están vinculados con metadatos que contienen la información precisa sobre cómo y dónde debe escucharse el sonido correspondiente en el espacio real. El sonido inmersivo es el punto central de experiencias de entretenimiento completamente novedosas que afectan a todos los sentidos

 

Todavía puede ser mejor

Hasta ahora conocemos la comodidad de que nuestra música se escuche en nuestro coche a través del Bluetooth, pero para los expertos todavía se puede mejorar la experiencia acústica ya que se pierde mucha calidad de sonido por el camino. Es por eso, que en un futuro próximo Audi utilizará por primera vez el propio coche como receptor, a través de la tarjeta SIM integrada y un módulo receptor de alto rendimiento. De este modo, se podrá utilizar el 5G para transmitir material audiovisual en alta resolución.