El nuevo Audi Q5 es el SUV que combina un carácter polivalente y un interior altamente flexible con la deportividad de una berlina. Se coloca, una vez más, como referencia en su segmento, ya sea en materia de eficiencia, conectividad o en sistemas de ayuda a la conducción.
Entre sus novedades destaca la suspensión neumática con control de la dureza de la amortiguación y de la altura de la carrocería al suelo.

A esto cabe añadir otros elementos, como sus faros Matrix LED, su portón trasera con apertura y cierres asistidos electrónicamente, el sistema MMI Touch y pantalla de 3,1 pulgadas, la instrumentación Audi Virtual Cockpit, el asistente personal de ruta, las Audi tablets para las plazas traseras o los sistemas más avanzados de asistencia al conductor, agrupados en los paquetes Tour, City o Parking.
En relación al manejo del nuevo SUV de Audi, resulta intuitivo y está marcado por nuevas características. El Audi Virtual Cockpit opcional presenta gráficos en alta resolución en una pantalla de 12,3 pulgadas. El conductor puede elegir entre dos modos de visualización, uno clásico con grandes relojes de instrumentación circulares y un segundo modo dominado por el apa de sistema de navegación y las listas.
Las ventas de esta segunda generación del Audi Q5 comenzarán a principios de este 2017.