Poco después de su presentación, el nuevo Audi RS 3 Sedán ya es el coche compacto más rápido en el circuito de Nürburgring batiendo un nuevo récord de vuelta rápida en el segmento compacto: 7:40,748 minutos con Frank Stippler al volante, piloto de carreras y probador de Audi Sport, con una diferencia de 4,64 segundos por delante. Para completar la vuelta, Audi modificó solo la presión de los neumáticos Trofeo R opcionales del RS3, dejando todo lo demás completamente de serie.

 

“Para mí, el torque splitter supone un salto cualitativo en términos de agilidad al volante”, comenta Stippler.

Es el primer Audi que lo equipa de serie; el sistema torque splitter (divisor de par) realiza una distribución de par totalmente variable entre las ruedas del tren trasero gracias al uso de un embrague multidisco controlado electrónicamente en cada uno de los ejes de transmisión. Esto ayuda a reducir significativamente la tendencia al subviraje. Es decir, en las curvas a la izquierda, transmite más par motor a la rueda trasera derecha; en las curvas a la derecha, a la trasera izquierda. En línea recta lo reparte entre las dos ruedas. Esta nueva tecnología también hace posible derrapes controlados en pistas cerradas: en ese caso, el torque splitter dirige toda la potencia a una sola de las ruedas traseras.

El resultado, una estabilidad óptima y una agilidad máxima, destacando en curvas a alta velocidad. “En general, durante la conducción el nuevo RS 3 es mucho más ágil desde la mitad de la curva hasta su final, y también al acelerar a la salida de las curvas. Para mí, el torque splitter supone un salto cualitativo en términos de agilidad al volante”, comenta Frank Stippler.

Esto resulta especialmente evidente en combinación con el nuevo modo de conducción RS performance, calibrado para el circuito con sus ajustes propios para el funcionamiento del motor y la transmisión. El torque splitter hace posible acelerar antes a la salida de las curvas permitiendo tiempos de vuelta más rápidos.

 

Auténtica sensación de competición

Equipado con un motor de cinco cilindros de 294 kW (400 CV), de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, hasta 290 km/h de velocidad máxima… el nuevo Audi RS 3 ofrece una dinámica de conducción del más alto nivel y las mejores prestaciones de su segmento. Con frenos de acero de serie con pinzas de seis pistones, más grandes y de nuevo desarrollo, acordes con la potencia del motor de cinco cilindros.

 

En el interior, también de serie, el Audi virtual cockpit plus de 31 cm (12,3 pulgadas) que muestra las revoluciones en forma de gráfico de barras y, en porcentajes, la potencia y el par motor. El aviso de cambio de marcha específico RS en el modo de cambio manual va modificando la visualización de las revoluciones de color verde a amarillo y a rojo, parpadeando de forma idéntica a la utilizada en competición para indicar el momento ideal para cambiar de marcha.

La sensación de estar sentado en un coche de competición se refuerza con el salpicadero de fibra de carbono y los asientos deportivos RS con logos RS y costuras de contraste en antracita, y dirigido por un volante de cuero multifuncional RS Sport de tres radios con la parte inferior achatada.

 

Todo parece indicar que este nuevo compacto dará mucho que hablar. Si quieres saber más sobre los nuevos modelos RS, no dudes en contactar con nosotros.