Audi presentó ayer el primer miembro de una nueva familia de prototipos de lujo: “¿Cuándo habíamos visto algo completamente nuevo por primera vez?” Así empezaba la gran presentación de un icono revolucionario “El Gran Turismo del Siglo XXI”.

Audi skysphere concept es el nombre del descapotable de dos puertas con propulsión eléctrica cuyas líneas conducen al diseño de los Audi del mañana. Con este concept car la marca de los cuatro aros nos ilustra su visión del segmento de lujo del mañana, en el que el interior se convertirá en un espacio interactivo y el vehículo en una plataforma para vivir experiencias únicas.

 

Disfrutar de dos coches en uno: Un avance tecnológico.

Sin duda lo que más destaca es que tras las puertas de gran apertura con bisagras traseras, el Audi skysphere ofrece experiencias muy contrastadas con la comodidad de viajar en primera clase.

Su diseño se basa en dos experiencias de conducción: la que transmiten un gran turismo y un deportivo. Por lo que necesitaban una carrocería variable: con tan solo pulsar un botón y gracias a unos motores eléctricos y un sofisticado mecanismo, los componentes de la carrocería y el chasis se deslizan unos dentro de otros, permitiendo modificar la longitud exterior del coche un total de 250 milímetros. Al mismo tiempo la distancia libre al suelo se ajusta en 10 milímetros, para mejorar el confort y el comportamiento dinámico.

 

 

El conductor puede elegir su propia experiencia: Conducir un e-roadster de 4,94 metros de longitud en modo “Sport” con una distancia entre ejes reducida o dejarse llevar por un GT de 5,19 metros en el modo de conducción autónoma de nivel 4.  En este segundo modo el volante y los pedales se desplazan hasta quedar ocultos. 

 

Si el Audi skysphere concept se utiliza en el modo de conducción, el interior se transforma en un cockpit ergonómicamente perfecto. Las grandes superficies de las pantallas táctiles situadas en el salpicadero y en la zona superior de la consola central se utilizan para controlar el vehículo y los sistemas de infotainment. En el modo Gran Turismo se pueden mostrar contenidos de Internet, videoconferencias o películas en streaming.

 

El exterior más futurista

Para diseñar al futuro, han viajado al pasado y se han inspirado en las dimensiones y proporciones de un modelo clásico legendario en la historia de la compañía: el Horch 853 roadster. El impresionante descapotable no sólo supuso la definición del lujo moderno en la década de los años 30, sino que también ganó el Concurso de Elegancia en Peeble Beach en 2009.

El skysphere acentúa la anchura de las vías, una muestra de sus dotes dinámicas. Visto de lado las proporciones son impresionantes, con un capó largo y, sobre todo en la parte delantera, voladizos cortos. Las superficies de los pasos de rueda y del capó delantero son orgánicamente curvas.

Tanto la parte frontal, trasera y las superficies adyacentes laterales están diseñadas con elementos LED que actúan como un auténtico escenario de efectos visuales, tanto en lo referido a efectos funcionales como a las secuencias que tienen lugar cuando el vehículo se abre y se cierra. Si se modifica la distancia entre ejes, los LED en la parte delantera y la trasera muestran una secuencia dinámica compuesta especialmente para ello.

Y esto solo es el principio de la definición de movilidad prémium, ya que “la historia del progreso” continuará a principios de septiembre con otro prototipo.

¿Qué te ha parecido? Puedes ver el vídeo de su presentación pulsando aquí.